Gracias

Quisiera este año no dejar pasar la ocasión para hacer un pequeño y sentido homenaje a todas aquellas personas zamoranas y no zamoranas que en silencio, con su trabajo, hacen grande, más aún de lo que es, nuestra Semana Santa zamorana. Es el caso de nuestra camarera Josefa Fernández “Chupina” que cogió el relevo allá por el año 75 de su madre Florencia camarera de honor de nuestra cofradía que año tras año con su cariño, amor y afecto hace que el Stmo Cristo del Espíritu Santo salga por nuestras calles con su máxima expresión de belleza gótica. Josefa, aunque tu trabajo, como bien dices sea “sucio, feo y poco reconocido” somos muchos hermanos y zamoranos de buena fe que te estamos agradecidos, agradecidos por que eres la representación exacta de lo que debería ser nuestra Semana Santa, humildad, trabajo en silencio y buen hacer. Es el mismo caso que nuestro ex-director de coro Javier Escudero, que allá por el año 78 se hizo cargo de la dirección del coro de la Hermandad, otro ejemplo claro por el cual personas trabajadoras, humildes, sin afán de protagonismo han hecho lo que es hoy en día el coro y nuestra cofradía. Gracias también a mucha otra gente de nuestra cofradía, por su trabajo y dedicación Angel Sesma, Carlos Riego, Francisco Gustavo Cuesta de Reina, Luis Jaramillo, Antonio, Vicente y un sin fin de hermanos fundadores...
Hoy toca agradecer la labor de todas estas personas y seguro que de muchas otras más que me he dejado por el camino a las cuales también las incluyo.
Que el Cristo del Espíritu Santo nos de salud y fuerza para que podamos encontrarnos todos los Viernes de Dolores y podamos acompañar a nuesro Cristo en penitencia.

¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario